Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Los Viajes de Carol | July 27, 2017

Subir Arriba

Top

2 Comentarios

El mapa de Roma de Javier Reverte

El mapa de Roma de Javier Reverte

| el 12, May 2014

Javier Reverte en Roma

Javier Reverte en Roma

Conocer la experiencia de un gran viajero es siempre de utilidad. Pero si ese viajero es además uno de los grandes escritores en lengua española sobre literatura de viajes, entonces sobran las explicaciones. Javier Reverte, autor de novelas tan inspiradoras como ‘El sueño de África’ o ‘El Corazón de Ulises’ ha estado unos meses como becario emérito de la Academia Española en Roma, relación de la que saldrá un diario muy personal sobre la Ciudad Eterna*. Aprovechando esta estancia pasa por ‘Los Viajes de Carol’ para trazarnos su particular y más personal mapa de Roma.

Nos citamos en el bar del Fico. Me gusta este sitio porque encierra la esencia del Mediterráneo. Está en una plaza con el mismo nombre y que se llama así por la gran higuera que la preside. Pese a estar muy cerca de la tumultuosa Plaza Navona, durante el día éste es un lugar tranquilo donde parece que se detiene el tiempo. No es extraño encontrar bajo la higuera a un grupo de jugadores de ajedrez echando la partida mientras un coro de parroquianos sigue atento los movimientos. A no ser que lo impida la lluvia o el mal tiempo, es así cualquier día del año y a cualquier hora. A la tensión del juego, los ajedrecistas tienen que sumar la de los curiosos que se paran a mirar y sacarles fotos. Presión que se multiplica los fines de semana, ya que la Plaza del Ficco es un clásico de la noche romana.

Desgraciadamente el día que nos vemos llueve y no hay partida. Aun así es agradable la quietud que se respira a media mañana. Con un capuchino yo y un vino blanco él, comenzamos a charlar.

¿Qué es lo que más te sorprendente de esta ciudad?

Lo que me asombra es que en esta ciudad todo es arte puro, todo está prácticamente sin catalogar. Una cosa que hago mucho aquí es que cuando veo una iglesia que no figura en ninguna guía turística, entro. Casi siempre te encuentras una maravilla. En San Luis de los Franceses, por ejemplo, hay tres Caravaggio preciosos que tampoco están muy marcados, están puestos con cierta indiferencia y son un espectáculo. También hay otra iglesia que se llama San Agustín donde hay unos frescos de Rafael que tienes que preguntar: -¿Oye dónde están?, -Ah, pues están ahí arriba…. Es tal riqueza que me emociona profundamente.

Caravaggio-La vocación de San Mateo

La Vocación de San Mateo, Caravaggio. San Luis de los Franceses

¿Cómo preparas el viaje a Roma? ¿Echas mano de alguna guía? 

Estoy releyendo a Stendhal, que tiene un libro que se llama Paseos Romanos y que es la mejor guía de Roma. Son magníficos, magníficos y muy recomendables si lo que queremos es conocer la Roma de los emperadores, la del Renacimiento… Es una guía como no hay otra.

Paseos Romanos Stendhal

¿Cuáles son tus imprescindibles?

Es muy difícil quedarse con una cosa y más aquí donde El Renacimiento rezuma a cada rincón, una etapa primordial para mí de la historia. Pero hay cosas sublimes como La Perspectiva de Borromini, en el Palacio Spada. Borromini es mi arquitecto favorito del Renacimiento aquí, por encima de Bernini que era un buen escultor. Es una galería asombrosa: te parece que tiene 100 metros y no, tiene 20. Te parece que todas las columnas son iguales y no, las primeras tienen más de dos metros y las últimas un metro sesenta, te parece que al fondo hay una pequeña escultura que te podría llegar al hombro y no, te llega a la barriga… Creó de la no verdad, una especie de sensación de realidad absoluta. Y eso es arte, arte profundo. Borromini se suicidó, era un hombre muy amargado pero un genio de la arquitectura. Además se ve en un minuto.

Estatua de Marco Aurelio

Estatua de Marco Aurelio

Otra cosa que me gusta mucho es la Estatua de Marco Aurelio en los Museos Capitolinos. Está en medio de una plaza que diseñó Miguel Ángel, que tampoco es una plaza cuadrada. Da la impresión de ser rectangular y no, es trapezoidal. La perspectiva es esencial en la arquitectura. La cosas son de una manera y las vemos de otra, y para verlas de una manera que parezca más real tienes que hacerlas de una forma más irreal. Es un juego que a mí me gusta mucho en todo, incluso en la literatura. Yo juego con eso mucho porque al final ¿qué es una novela?, la mentira que no miente ¿no?, un intento de acercarte a la verdad por vías que no son reales.

¿Cuándo viniste por primera vez a Roma?

Debía tener unos 25 años, estaba trabajando en Londres de corresponsal. He estado aquí unas ocho o nueve veces, casi siempre por trabajo.

¿En qué ha cambiado la ciudad?

Turistas en la Fontana di Trevi

Turistas en la Fontana di Trevi

La ciudad en sí no ha cambiado mucho, lo que sí he notado es el aumento de turistas. Una vez vine a hacer unas elecciones y entrevisté a Alberti, que vivía aquí cerca en Trastevere. Era el 1988. Estuve un día entero paseando. Recuerdo que entré en los museos Vaticanos tranquilamente sin tener que esperar. Los foros tampoco estaban vallados, de hecho en las fotos que conservo se me ve a mí y a dos o tres personas más.

Precisamente el alud de turistas y el tráfico asusta. Hay gente a quien Roma le parece un tanto caótica.

A mí me engancha, a mí es que me gusta el caos. Cuando viajo a África esas ciudades caóticas es que me encantan. Me abruma una sociedad súper organizada. Por eso te digo que Alemania me espanta y la ciudad que menos me gusta del mundo es Viena. He ido dos veces y no pienso volver en mi vida si puedo evitarlo, a no ser que me enamore de una vienesa, pero tampoco estoy en la edad ¿no?

¿Y la comida? ¿Cuál es tu pasta favorita?

A mí la pasta no me gustaba mucho, lo cierto es que la he descubierto aquí pero ahora me encanta. Te la hacen al dente no como en España, que la cuecen muchísimo. La pasta cacio e pepe (queso y pimienta) es de las más simples y muy recomendable. También hay una cosa aquí que me encanta y es la porchetta (carne de cerdo asada a la barbacoa y aromatizada con hierbas)Un sitio donde me gusta ir es a trattoria Antonio, en Via del Governo Vechio muy cerca de aquí, por cierto, es un bar de los de toda la vida parco y rudo en decoración  y donde se come bien y económico. Otro de mis sitios está cerca de Santa Maria in Trastevere. Siempre del mismo estilo rústico. Se llama trattoria Augusto, en la Plaza dei Renzi también baratísimo. Allí los jueves hacen unos ñoquis que quitan el sentido, me gustan esos que hacen nada más con queso y pimienta.

Los tres meses que Javier Reverte ha estado en la Academia dice que los ha ocupado en pasear, disfrutar de la belleza y escribir, “que esa es mi pasión”. Desde su habitación se disfrutaba de una panorámica de Roma y los Montes Albanos nevados en el horizonte: “Esa visión de Roma desde las alturas es equiparable a pocas cosas”, dice el autor. Javier Reverte acaba de publicar ‘Canta Irlanda’. Tal vez su próximo trabajo lleve las cuatro letras de Roma en el título.

*En noviembre de 2014 Javier Reverte publicó ‘Un otoño romano’, libro que recoge a modo de diario sus impresiones sobre Roma. Javier sigue con este formato las obras que dejaron escritas sobre la Ciudad Eterna escritores como Goethe o Stendhal, muy admirados por el autor y que hicieron de Roma paso obligado en su formación humanística y literaria mientras completaban El Gran Tour, un viaje obligado para los intelectuales de la época que les llevaba por las capitales culturales de Europa a finales del s.XVIII.

Comentarios

  1. mmz

    Hola, Carolina! Cómo estás? Interesante la entrevista, aunque me mató con eso de que la última ciudad del mundo que visitaría sería Viena, justamente porque estoy planeando ir jajaj pero entiendo lo que quiere decirnos.
    La foto del arco, es del Arco de Septimio Severo; y las columnas del templo… de Júpiter, son en realidad, las de Saturno.
    Besos desde Argentina
    mmz

    • Hola, muchas gracias por tu dato. Lo corroboro y lo corrijo rápidamente, así da gusto. Bueno Javier es un anárquico a su manera. Gracias por comentar.

Enviar un comentario