Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Los Viajes de Carol | May 23, 2017

Subir Arriba

Top

2 Comentarios

Recorrido por los escenarios de La Dolce Vita

Recorrido por los escenarios de La Dolce Vita

| el 16, Ene 2015

A principios de 2015 moría Anita Ekberg, musa de Fellini y protagonista de La Dolce Vita, película que captó como ninguna otra la Roma de mitad de los 50 y principios de los 60.

Una Roma que vivía las consecuencias de ser el segundo plató de cine del mundo: los estudios Cinecittá bullían de actividad y aquí se grabaron producciones como Ben Hur, Quo Vadis o Vacaciones en Roma. Y esto, cómo no, conllevó el desembarco de actores y de sus vidas de farándula: fiestas hasta la madrugada y una dedicación casi en exclusiva al lujo fuera de las horas de trabajo.

El cine como inspiración para viajar

Si como apunta aquí  Nani Arenas el poder de los famosos para inspirar viajes es enorme, el del cine es incuestionable y este caso es paradigmático.

En Roma toda la actividad alrededor de la industria cinematográfica de los años cincuenta supuso un revulsivo para el turismo y el sector del lujo. Podríamos decir que el made in Italy le debe mucho. Cualquier marca de moda, joyas, coches o complementos de gama alta que te venga a la cabeza nace o despega en estos años y eran muchos, todavía lo son, quienes venían al país de la bota atraídos por la exclusividad y el estilo italianos.

fotos-de-roma-fontanaditrevi-losviajesdecarol

Fontana di Trevi

Lo que está claro es que ni Roma y la Fontana di Trevi volvieron a ser las mismas después del sensual baño de Anita Ekberg. Tampoco ella volvió a ser la que era. La escena que la catapultó a la galaxia de mitos sexuales del cine le pesó como una losa. En su última aparición en una alfombra roja, en el 2010, y preguntada por La Dolce Vita, Ekberg contestó que para ella todo comenzó y terminó con este film.

Escenarios de la Dolce Vita ¿qué queda en la Roma de hoy?

Pero como esto va de recomendarte rincones de esta ciudad te propongo recorrer algunos de los hitos de La Dolce Vita para ver qué queda de aquello. Eso sí, te recuerdo antes que la gran mayoría de los escenarios fueron recreados en Cinecittà, ‘La Fábrica de los sueños europea’, como así la llamaban.

1.La Fontana di Trevi

Es el símbolo del film y escenario del cartel de La Dolce Vita. Es de noche y Sylvia, personaje que encarna Anita Ekberg, callejea por el centro de Roma con un gatito blanco sobre la cabeza. De repente al girar una esquina se topa con la inmensidad de la fuente y entra en el agua hipnotizada por su belleza. Sylvia comienza una danza sinuosa y sensual para atraer a Marcello, Mastroianni, que se enamora perdidamente de ella.

La fuente acaba de ser rehabilitada y la disfrutarás más hermosa que nunca gracias a una firma de zapatos y complementos de lujo, romana de pura cepa y con más de 90 años de historia. Una tendencia cada vez más en alza en una ciudad donde nunca hay suficientes recursos económicos para mantener todo su patrimonio y las marcas asumen esta labor de ‘mecenazgo’ a cambio de tener bien visible el brand. Así con las miles de fotos que se hacen los turistas venidos de todos los rincones del planeta consiguen una exposición infinita y global.

La de Trevi es la más grande de las fuentes de Roma, cubre la fachada lateral del Palacio Poli y no la hizo Bernini, como muchos creen, sino Nicola Salvi. La tradición dice que si quieres volver a Roma tienes que situarte de espaldas y tirar una moneda con la mano derecha por encima de tu hombro izquierdo, costumbre que los turistas cumplen a rajatabla, sobre todo los orientales. Y no es moco de pavo, ya que según algunas estimaciones pueden llegar a lanzarse 3.000 euros al día. Y sí, las han intentado robar muchas veces. Por eso la  fuente está vigilada constantemente. Creo haber leído que con lo recaudado una asociación benéfica ayuda a los indigentes de Roma.

 

2. La Cúpula de San Pedro

Es el primer lugar que visita Sylvia en Roma y lo destaco porque la secuencia para mí es sublime. Seguida por un grupo de periodistas y paparazzi, Sylvia sube a la cúpula del Vaticano con un vestido negro de cuello blanco inspirado en la moda eclesiástica muy, muy sexy. Aquí tiene lugar el primer encuentro visual entre ella y Marcelo. La tensión sexual entre los dos se palpa desde el segundo menos uno, ahí en el centro de peregrinación del catolicismo.

fotos-de-roma-sanpedro-losviajesdecarol

Cúpula de San Pedro

Subir a la cúpula de San Pedro no está hecho para todos los cuerpos ya que es un recorrido estrecho y largo. Sobre todo largo. Pero es algo que se debería hacer al menos una vez en la vida. Las vistas desde allí arriba con la plaza diseñada por Bernini a los pies son simplemente inolvidables.

3. Piazza Barberini (Plaza Barberini)

fotos-de-roma-losviajaesdecarol

Plaza Barberini

Más de una vez pasan los coches del film por esta plaza con la fuente del Tritón al centro. Se llama así porque está junto al Palacio Barberini, que por cierto levantó esta familia con piedras del Coliseo. No fueron los únicos que lo utilizaron de cantera. De hecho la mitad de los edificios importantes de Roma están construidos con piedras de otros monumentos ilustres y milenarios. La plaza continúa siendo hoy paso obligatorio del tráfico y de los turistas.

4. Via Veneto

La Via Veneto de la película es una de las calles con más vida nocturna de la Roma de los 50. En realidad así era. En sus bares y terrazas se reunían los periodistas y paparazzi porque allí iban todas las noches los actores y actrices a disfrutar la de buena vida. El ambiente expansivo de los cincuenta hizo florecer bares, cafés y hoteles de lujo. Salvo por los hoteles, hoy queda poco de todo aquello. Hay cafeterías acristaladas en las aceras, se ha instalado alguna franquicia de comida y el mítico Café París, por donde pasaba todo famoso que se preciase, ha cerrado. En él tan solo quedan dos vitrinas con algunas fotos de actores de otra época y su terraza acristalada llena de polvo y sillas desvencijadas con un aire de reposada decadencia.

¿Sabías que….?

  • La escena de la Fontana di Trevi se grabó en Cinecittà a finales de abril con nueve grados de temperatura, según lo cuenta Íñigo Dominguez corresponsal del Correo Vasco en su blog. Así que durante el baño el agua estaba fresquita, fresquita. Después de morir Mastroianni Anita reveló que mientras ella se contoneaba a las órdenes de Fellini con las piernas congeladas y su vestido de gasa, Marcelo pidió llevar bajo un traje de neopreno.
  • La película acuña el término paparazzi como fotógrafo sensacionalista que va a la caza del famoso.
  • El estreno de la película fue un auténtico escándalo. Como cuenta en este excelente artículo Miguel Mora. En Roma insultaban a Fellini por la calle.Todo esto le dio más repercusión internacional. Bien.
  • Pero al menos en Italia se estrenó porque censura prohibió que se estrenase la película en España por inmoral, y no se pudo ver hasta 1981, veinte años después.

¿Conocías los lugares donde se rodó la Dolce Vita?

Post que pueden interesarte

Via Marguta, donde se rodó Vacaciones en Roma

Vídeo. Consejos para visitar la Capilla Sixtina

Heladerías top, algunas muy cinematográficas

 

Comentarios

  1. ¡Qué bello volver a la Roma de la Dolce vita! El cine como bien dices es una catapulta colosal para el turismo. Aún recuerdo la cola que esperé y todo por echarme una foto metiendo la mano en la boca de la veritá, a lo Audrey Hepburn 😉 un abrazo de la cosmopolilla.

    • ¡Buenos días! Cierto, el cine nos invita a viajar y es una genial manera de hacerlo. A mí también me encanta buscar los escenarios de pelis y en Roma hay un montón que están en nuestro imaginario. La ruta de Vacaciones en Roma la tengo pendiente. ¡Gracias!

Enviar un comentario