Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Los Viajes de Carol | August 8, 2017

Subir Arriba

Top

8 Comentarios

‘Buccone’, vinos y gastronomía romana

‘Buccone’, vinos y gastronomía romana

| el 02, Jul 2015

Al final de nuestro viaje, sea adonde sea, buscamos traernos un trocito del lugar convertido en recuerdo. Y muchas veces esos recuerdos vienen de la mano de una buena experiencia gastronómica. Para mí es uno de los mejores souvenirs porque recreando ese instante me traslado de nuevo al lugar y revivo lo que tanto me gustó. Por lo que respecta a Italia, asociamos a este país la pizza y la pasta, pero no solo de ellas viven los italianos. La cocina romana, por ejemplo, tiene muchos matices y en este post te descubro uno de esos lugares imprescindibles para degustar los platos típicos sin fallar en la elección: la vinoteca ‘Buccone’, donde darás con una amplia carta de vinos y con los platos de la gastronomía romana. Lo de los vinos es visible nada más poner un pie en el local.

El límite de la vid fue el límite del Imperio

fotos-de-roma-ilbuccone-losviajesdecarol

Hace poco me comentaba un italiano entendido en vinos que la gran especialización en esta bebida tiene un origen no muy honesto. “Desde siempre” me decía “los ejércitos se han valido de diferentes drogas a la hora de motivar y envalentonar a sus soldados, y en el caso de las legiones romanas echaron mano del vino. De hecho, una manera de saber hasta dónde llegó el Imperio con sus conquistas es observar hasta dónde se implantó la vid”. Cuento esta anécdota porque este país tiene una cultura del vino bastante extensa y para confirmarlo basta ver las cartas de una enoteca media; yo me pierdo entre tantas hojas. Cuando entré por casualidad en la vinoteca ‘Buccone’ quedé impresionada, las paredes apenas se ven y el número de referencias puede sobrepasar el millar.

Una vinoteca histórica

fotos-de-roma-ilbuccone-losviajesdecarol

Al traspasar el umbral entramos en otra época. Te sitúo. El bar ‘Buccone’ está en Via della Ripetta, a un paso de Piazza del Popolo y en paralelo a la concurridísima Via del Corso. Se trata de un edificio de finales del mil ochocientos y era el palacio de los marqueses de Cavalcabó, quienes aparcaban las carrozas o coches de caballos en los bajos. Precisamente es el espacio convertido en vinoteca. Hay algunos objetos de colección, como una máquina registradora que llevará tantas fotos como clientes han pasado por aquí. Pero es que todo, estanterías, barra, mesas y lámparas, es de principios de mil novecientos.

fotos-de-roma-ilbuccone-losviajesdecarol

Después de la II Guerra Mundial la cochera se convirtió en taberna y más tarde, a finales de los sesenta, en este santuario del vino. Aquí encontrarás referencias italianas, francesas, españolas, licores, aceites y alimentos típicos de la gastronomía italiana. Y puedes optar por degustarlos en un ambiente tan especial como el que nos ofrece el restaurante. Aunque la carta no es muy extensa yo te propongo que pruebes los platos del día. Y con el vino, si no somos buenos conocedores, nada mejor que dejarse llevar. El personal es muy agradable y están acostumbrados a tratar con turistas que hablen español.

fotos-de-roma-ilbuccone-losviajesdecarol3

El menú

Nosotros pedimos como antipasto, entrante, un variado de quesos y embutidos de la zona. Incluía un pequeño bocado de mozzarella de buffala, que aunque no es autóctono de la región del Lazio, es uno de los quesos más icónicos de Italia y estaba delicioso: suave, blando y con la acidez justa. Los embutidos te gustarán, son muy parecidos a los españoles, y por lo que respecta a los quesos, en Italia yo he encontrado más variedad. En esta ocasión nos sirvieron un queso con pimienta exquisito.

fotos-de-roma-ilbuccone-losviajesdecarol

Antipasto de embutidos y quesos

Aunque en Italia sea habitual comer un primero, pasta, y un segundo, nosotros optamos solo por un plato para cada uno: una carbornara y un filette di baccalà, filete de bacalao, dos platos típicos de la cocina romana. La carbonara estaba exquisita, podría decir que de las mejores que he probado, y el bacalao lo noté un poco seco pero con mucho sabor. Lo sirvieron con aceitunas negras y una salsa de tomate y albahaca que aromatizaba el plato con ese toque tan italiano.

fotos-de-roma-ilbuccone-losviajesdecarol

Espaguetis a la carbonara

fotos-de-roma-il-buccone-losviajesdecarol

Fileta de bacalao con albahaca

Para el vino nos aconsejaron un tinto Cesanese, de la zona de Roma y Frosinone. En concreto tomamos un ‘Marco Claudio’, de la bodega Gelso de la Valchetta, lo volveré a pedir. Y me pareció gracioso que la botella viniese con homenaje incluido: “Vino dedicado al cabeza de familia, nacido y crecido en estas colinas”. Los los italianos siempre con sus agradecimientos y mostrando un gran respeto por la tradición y la sabiduría de los mayores, también por el valor de la tierra. Y todo en una línea del etiquetado. ‘Buccone’ abre todos los días para la comida y ofrece cenas los viernes y sábados.

Factura:

1 botella de agua + 1 botella de vino + entrante + pasta + bacalao + dos cafés….. 56€

Bar ‘Buccone’

Via della Ripetta 19-20. Centro histórico de Roma.

fotos-de-roma-ilbuccone-losviajesdecarol

Qué ver en la zona

1. Puedes pasear por Plaza de España, Via Margutta y Plaza del Popolo. Te animo a que subas al mirador de Villa Borghese, tendrás una buena fotografía de Roma desde las alturas y te deleitarás de los siglos de fe y arte de esta ciudad. Imprescindible. En la misma Plaza del Popolo tienes que ver la Crucificción de San Pedro, de Caravaggio, está en la iglesia de Santa Maria del Popolo.

fotos-de-roma-villaborghesse-losviajesdecarol

Mirador Villa Borghesse

2. Si te gusta el shopping, puedes ir de compras a Via del Corso. Si tu presupuesto lo permite, date un gustazo por cualquiera de las súper tiendas de las grandes marcas que hay en Via Condotti. Y si necesitas un café no olvides que en Via Condotti está uno de los históricos: Antico Caffè Greco, como te recomendé en este post.

fotos-de-roma-arapacis-losviajesdecarol

Altar del Ara Pacis

3. Y si para ti una escapada siempre implica cultura y patrimonio, debes visitar el ‘Ara Pacis’, el altar que mandó construir el emperador Augusto para celebrar la paz del Imperio. El monumento está completamente restaurado y aunque no está en el lugar original, sí que lo han puesto muy cerca de la zona donde se levantó. El Ara Pacis ocupa la parte central de un moderno edificio diseñado por Richard Meyer.

¿Cuáles son tus platos favoritos italianos? ¿Qué probaste en tu viaje a Roma?

Comentarios

  1. La gastronomía italiana es fantástica, y no solo la pasta y la pizza. Hay mucho por descubrir.

    • Exacto, no solo de pasta y pizza vive el italiano. Y los postres y dulces son exquisitos y van mucho más allá del tiramisú y la panacotta. A mí me encantan también las mermeladas, siempre un poco más amargas que las españolas. Un saludo Borja.

  2. Me lo apunto, que habrá que volver a de viaje a Roma 😉 No sabía que el bacalao fuese un plato típico de la cocina romana. Eso sí, no sé como estarían los platos, pero en las fotos están de lo más apetecibles.

    Saludos,

    • Estaba todo muy rico, Leticia. El bacalao un poquito seco para mi gusto pero muy aromatizado y la salsa exquisita. La pasta de rechupete. La verdad es que la comida romana es rica en verduras y pescado. Y como en Madrid o la zona centro de España, se come muchas vísceras. La tripa es un plato famoso, vendría a ser como los callos.

  3. Pedro Hernández Jiménez

    Carol, no conocía este sitio. Buena sugerencia. Iré en mi próxima visita y comentaré mis impresiones. Gracias

    • No te lo pierdas Pedro, seguro que te encantará. Además es muy íntimo, el lugar ideal para tomar un vasito de vino en buena compañía porque se puede hablar relajadamente. También ideal si vas solo para disfrutar de una placentera lectura rodeado de tanta tradición.

  4. No se me hubiese ocurrido nunca pedir bacalao en Roma, no tenía ni idea!!Yo me quedo con cualquier plato de pasta con cualquier tipo de salsa, cuatro quesos o pesto sobre todo 🙂
    Una vinoteca súper chula y genial para conocer el Ara Pacis en el que no he estado nunca.
    Apuntado queda para una próxima visita!!

    • Gracias! La verdad es que para mí también fue un descubrimiento pero hay muchos platos de la comida romana interesantes. Por ejemplo, a mí me encanta il brocoletto o cicoria ripassata, que dicen aquí, que es un tipo de verdura que saltean y está riquísima. Luego son muy tradicionales los platos elaborados a base de las entrañas de los animales, tipo los callos madrileños. Pues aquí es muy habitual comer trippa. Para que veas…

Enviar un comentario