Por qué Dénia es ‘Ciudad Creativa de la Gastronomía’

 

En este post voy a hacer que te envuelva el griterío de los vendedores de un mercado, que huelas el salitre del Mediterráneo y que saborees una cocina que contiene todos los matices del mar y de la montaña. Aquí te voy a contar por qué Dénia (Alicante, España) ha sido distinguida por la Unesco como Ciudad Creativa de la Gastronomía.

Qué es una ‘Ciudad Creativa de la Gastronomía’

Denia.

Dénia desde el mar. El castillo al fondo

La Unesco premia las ciudades que trabajan por la integración de la cultura local como motor de desarrollo económico. Aplicado a la gastronomía, se trata de retomar el valor del producto autóctono, de destacar los procesos responsables con el medio ambiente y de poner el acento en las personas que trabajan con él. El sello también es una distinción para las ciudades que fusionan la ciencia y la innovación aplicadas a la cocina. A cambio Dénia se posiciona como destino foodie y ecosostenible. La ciudad tiene por delante cuatro años para revalidar este sello de calidad, una marca a la que pertenecen tan solo 18 ciudades en todo el mundo.

Mercado Municipal de Dénia

El primer test que te recomiendo para comprobar esta filosofía de ‘vuelta a lo local’ es que vayas al Mercado Municipal. Te aconsejo que vayas viernes por la mañana, que es cuando se ponen todos los puestos de frutas y verduras en la calle. Es un espectáculo.

mercado-de-denia-berenjenas-losviajesdecarol

Verdura en el mercado de Dénia

Cada vendedor canta a pulmón abierto los precios y la procedencia de los productos: cerezas de la montaña de Alicante, nísperos de Callosa d’en Sarrià, sandías frescas y dulces de la tierra… Por no hablar de la pescadería en el interior con capturas frescas de la lonja de Dénia. Antes de salir prueba unas ‘cocas’ saladas y llévate a casa unas patas de pulpo seco. El pulpo seco es muy típico de la gastronomía local, un salazón considerado como el jamón ibérico del mar.

Cerezas Mercado de Dénia

Cerezas de la Marina Alta

Coquetes salades, Dénia

‘Coquetes salades’

Mercado de Jesús Pobre

Pero si quieres comprar directamente al productor, entonces no te pierdas el mercado de los domingos de Jesús Pobre, una pequeña localidad cercana de Dénia. Los productores exponen cada semana en un antiguo Riu Rau restaurado, una construcción particular de la zona que usaban los campesinos para la producción de pasas. Aquí las frutas y verduras van del bancal a tu mesa. Los vendedores son vecinos que por un motivo u otro volvieron a cultivar las tierras siguiendo una filosofía sostenible. Productos de temporada y de kilómetro cero y con un compromiso ético en lo laboral. Un ejemplo de slow life en la Marina Alta.

mercado-jesus-pobre-denia-losviajesdecarol

Mercado de Jesús Pobre, cerca de Dénia

La gamba roja de Dénia, hervida mejor

Es el emblema de Dénia y en gran parte se debe al trato que se le da ya desde su captura. Diariamente los pescadores se desplazan a caladeros próximos a Ibiza, donde el oro rojo de la gastronomía dianense se encuentra a más de 600 m. de profundidad. Con mucho mimo y pericia la separan del resto de las capturas. Esto es muy importante, ya que cualquier rozadura hace bajar su calidad y no serviría para hervir, que es como prefieren tomarla aquí. Según me explicaron, a la plancha es más fácil esconder cualquier imperfección incluso la falta de frescura. Así, hervida, la gamba roja es suave como el cristal al tacto, de carne blanca como el nácar a la vista y a la boca es como darle un bocado al mar. La llegada de las barcas al puerto cada tarde es un espectáculo que te recomiendo, además también puedes comprar gamba roja o cualquier otro pescado en la lonja. Más fresco imposible: del mar a tu plato.

Gamba Roja de Dénia

Gamba Roja de Dénia

Cocina tradicional y de innovación. ¿Con cuál te quedas?

Se dice que en Dénia y toda la comarca pueden comer diariamente 6.000 personas. En la zona hay más de 300 restaurantes y muchos se están implicando al máximo con la filosofía del proyecto ‘Ciudad Creativa de la Gastronomía’. Esto tampoco es nuevo, hace años que aquí están volcados en la gastronomía como elemento diferenciador de su oferta turística. No en vano Dénia puede presumir de tener como embajador a un gran referente de la cocina creativa, Quique Dacosta, poseedor de Tres Estrellas Michelín.

El baret de Miquel. Alta cocina en un entorno vintage

Baret de Miquel. Dénia

Baret de Miquel

Baret de Miquel Escorpa, el Baret de Miquel

Escorpa con aromas de la comarca

No es el único que aplica la investigación a los fogones. El Baret de Miquel, en el centro urbano, es un ejemplo de cocina creativa inspirada en los sabores de la comarca. Miquel Ruiz ha retomado un antiguo establecimiento de más de 120 años de historia y lo ha convertido en su pequeño templo. Con una decoración desenfadada y vintage, Miquel ofrece una cocina fresca y cercana con un toque muy personal. Eso sí, recuerda reservar con antelación. La lista de espera para conseguir mesa es de un año.

Arroz a Banda, restaurante Mena. Dénia

Arroz a banda, Restaurante Mena, Dénia.

Pero si lo tuyo es la cocina tradicional y prefieres tomarte un arroz de los de toda la vida de frente al mar, tienes muchísimas opciones. Mi recomendación es el restaurante Mena, en Les Rotes. Al mando del negocio está la cuarta generación y eso ya es garantía de calidad. En caso de ser un iniciado en  Dénia, mi consejo es que pidas unas gambas rojas hervidas y un arroz a banda con allioli. Disfrútalo frente al mar Mediterráneo, porque su terraza es de diez.

¿Te ha gustado este recorrido por la gastronomía de la Costa Blanca? 

 

Deja un Comentario

Contáctame

Hola envíame un mensaje y muy pronto me comunicaré contigo. Gracias por visitar Los Viajes de Carol

No lo lees? Cambia el texto. captcha txt

Escribe el texto y presiona la tecla Enter para buscar

moros y cristianos de AlcoyVenecia-losviajesdecarol