Los 10 lugares más románticos de Roma para pedir matrimonio

Esto de tener un blog donde hablo de una de las ciudades más visitadas del mundo conlleva muchas sorpresas. Hace poco un lector me pedía consejo sobre un acontecimiento muy personal. Tenía planificado un viaje a Roma con su pareja y, una vez allí, iba a pedirle matrimonio y «claro» –me decía– «no sé dónde hacerlo. ¿Puedes recomendarme algunos lugares románticos de Roma?».

La petición me cogió desprevenida pero luego pensé que muchas veces hacemos coincidir los viajes con momentos importantes de nuestra vida, así que rápidamente me metí en faena. Rebusqué en mi memoria y me lancé a enumerarle los rincones de la ciudad que, a mi parecer, tienen esa atmósfera especial que él estaba buscando. Y así surgió el post de los 10 lugares más románticos de Roma para pedir matrimonio. ¿Quieres recorrerlos conmigo?

1. Colina Palatino, con el Coliseo al horizonte y el foro romano a tus pies

Si llegas hasta aquí piensa que estás pisando lo que durante siglos fue considerado el ombligo del mundo. El Palatino es la colina más céntrica y antigua de la ciudad y pasear entre sus ruinas, impregnándote de la magia de su historia, es toda una experiencia.

A mí me sobrecoge especialmente el templo de Vesta, donde las vestales (jóvenes que por decreto tenían que ser vírgenes) tenían como encargo mantener viva la llama el fuego sagrado. Además, y según la mitología, aquí estaba la cueva donde fueron amamantados Rómulo y Remo. El lugar está repleto de jardines y rincones íntimos, también de miradores donde tendrás la antigua Roma a tus pies. Si puedes hacer coincidir el momento con el atardecer, imposible que te den un no por respuesta.

2. Villa Borghese

Sin duda es uno de los parques más visitados de Roma. De estilo francés renacentista, villa Borghese está en el centro de la ciudad. El parque tiene la forma de un gran corazón y está lleno de rincones tranquilos para disfrutar con la complicidad de la pareja.

La primavera y verano se hace indispensable, también es un placer dejarse caer por aquí en las mañanas soleadas de invierno. La colección que acoge el Museo Borghese es una de mis preferidas de toda Roma. El ‘Apolo y Dafne’ de Bernini es una de las esculturas más sensuales que he visto jamás.

3. Colina del Aventino y paseo por el Jardín de los Naranjos

Como lo que buscamos son lugares románticos de Roma, subir a la colina del Aventino es algo que te recomiendo sí o sí. Prepárate para un paseo casi en solitario y aromático. Si accedes desde el Circo Máximo te toparás con la rosaleda, y esto solo es el principio.

El Aventino está coronado por las villas más exclusivas de Roma y una vez en lo más alto debes entrar al Jardín de los Naranjos, desde donde tendrás una de las panorámicas más excepcionales de Roma. Junto a este jardín está la Iglesia de Santa Sabina, una de las más antiguas de la ciudad, por eso mismo la escogen muchas parejas para casarse.

Continúa el paseo hasta la villa del Priorato de Malta y haz que tu pareja se asome por la mirilla. Después de disfrutar de la mejor perspectiva de la Cúpula de San Pedro del Vaticano que puedas imaginar, lo tendrás mucho más fácil en tu hazaña.

4. Santa María in Cosmedin

Bajando del Aventino, te aconsejo que pases por Santa Maria in Cosmedin, puede que quieras hacerte la foto en la Boca de la Verdad. Pues después no olvides entrar en esta bellísima basílica con influencia bizantina, una de mis favoritas. Entre sus reliquias está el cráneo de San Valentín.

5. Fontana di Trevi

Este es el único sitio del mundo donde he presenciado una pedida de mano en directo, y esto no es lo más increíble. Te cuento… En uno de mis primeros viajes a Roma fui a ver la famosa fuente. Allí estaba yo cautivada por el monumento cuando en uno de los rincones veo cómo un joven se arrodilla y, extendiendo un brazo, abre la mano en la que escondía una cajita con un anillo.

Su chica, atónita, no podía creer lo que le estaba sucediendo. Pues en ese preciso instante, con el chico de rodillas y la joven sin habla, se les acerca un japonés cámara fotográfica en ristre que, embelesado por la belleza de la fuente, no había reparado en el momentazo que estaba teniendo lugar. El japonés tocó al chico el hombro y con gestos le pidió que le hiciese una foto. Lo más asombroso es que el joven se levantó y se la hizo. ¿Qué hubieses hecho tú?

6. La calle donde se rodó ‘Vacaciones en Roma’

Hay un momento en ‘Vacaciones en Roma’ en el que Gregory Peck da su dirección a un taxista: «Via Margutta, 51«. Pues allí te recomiendo ir a dar un paseo entre confidencias, pues es donde nace una de las historias de amor más famosas de la gran pantalla.

Los exteriores de la casa del protagonista fueron grabados en el patio de esta comunidad, un patio de artistas con aire decadente. Caminar por esta calle siempre tranquila se convierte en un must de Roma.

7. Villa Medici

Muy cerca de Via Margutta debes aprovechar para visitar Villa Medici. Desde hace siglos el edificio es la sede de la Academia de Francia y aquí estudian becados jóvenes artistas del país galo. Te aconsejo ir al atardecer para disfrutar desde su jardín de una perspectiva muy especial de Roma.

El lugar es muy tranquilo y también existe la posibilidad de hacer visitas guiadas. Uno de los tours es de cine, ya que aquí se grabó alguna de las escenas del film de Sorrentino ‘La Gran Belleza‘.

8. Aperitivo con vistas

Roma es famosa por sus terrazas y de todas las que he visitado me quedo con la del Atalanta Stars Hotel. Está en el barrio de Prati, entre el Castillo de Sant’Angelo y la Basílica de San Pedro.

He estado un par de veces tomando un aperitivo y puedo decirte que en esta mesa que te muestro siempre, siempre hay alguna pareja celebrando algo especial. Viendo las vistas que ofrece sobran explicaciones de por qué lo considero uno de los lugares más románticos de Roma ¿no?

9. Fuente de las tortugas

En el corazón del ghetto hebraico, el barrio judío de Roma, deberás detenerte a admirar La Fuente de las Tortugas. Dice la leyenda que el duque Mattei prometió al padre de su amada que para demostrarle que era un hombre rico y poderoso, construiría una fuente delante de su casa en una sola noche. Bien, pues esta es la fuente del desafío.

En realidad la fuente se construyó en varias fases. La última intervención fue de Bernini, a finales del 1600, quien añadió las cuatro tortugas que acabarían dándole el nombre.

10. Plaza de España o el monumento a los poetas del romanticismo inglés

Acabamos este ranking en uno de los lugares más fotografiados y visitados de Roma: la escalinata Trinidad de Monti. Aunque nos parezca increíble, a finales del 1800 esta era una de las zonas más económicas de Roma y por eso aquí se hospedaban intelectuales y artistas justos de recursos que pasaban por la ciudad en alguna de las etapas del ‘El Grand Tour’.

Entre ellos estaban los poetas John Keats y Persy Bysshe Shelly (marido de Mary Shelly, autora de ‘Frankenstein’). Cuando Keats contrae la tuberculosis, los médicos le aconsejan trasladarse a la soleada Italia, así que viene a este punto de Roma, donde también vivía su amigo Shelly. Keats murió un año después de llegar a Italia y Shelly pereció al poco tiempo en un naufragio cuando volvía de Pisa.

Los restos de ambos escritores están en el Cementerio Acatólico de Roma. En la mismísima plaza de España hay un museo dedicado a estos poetas románticos.

¿Qué te ha parecido mi recorrido por los 10 lugares más románticos de Roma para pedir matrimonio? Seguro que tú tienes alguno más. ¿Lo compartes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.